Cuando miramos alrededor del mundo, vemos que hay una enorme diversidad de apariencias faciales. Cada cultura tiene estándares de belleza diferentes. Cada parte del cuerpo que puede ser modificada ha sido modificada. Los cuellos de las mujeres en Tailandia han sido alargados usando anillos de metal, los labios de los hombres Kayapo en Brasil o las mujeres Mursi en Etiopía son agrandados utilizando aros de madera o cerámica. A los ojos occidentales estas variaciones pueden ser extremas, pero dentro de sus culturas se consideran elegantes o poseen determinados significados, como ser vistos como adultos o listos para casarse.

Con tales variedades extremas en algunas culturas parecería absurdo buscar ciertos atributos faciales que indiquen belleza para todos por igual. Por lo tanto: hay caras universalmente bellas y atractivas?

Existen estudios de atractivo donde se encuentran coincidencias importantes en cuales caras son atractivas y cuales no lo son. El 90% coincidiría y el 10% de diferencia se explicaría por diferencias culturales. Pero en que puntos se estarían basando para coincidir?
El Secreto de la belleza facial o corporal se dice que se basa en las proporciones.
Qué proporciones?

LA PROPORCIÓN AUREA: Es un número irracional que descubrieron los pensadores de la antigüedad al advertir un vínculo entre dos segmentos pertenecientes a una misma recta. Todo aquello que siga esta proporción se considera bello. Dicha proporción puede hallarse en la naturaleza, en figuras geométricas, en edificios, y también lo vemos en los rostros que no sabemos porque pero todos coincidimos que son bellos.
Pensando y estudiando todo esto, cuando una paciente nos consulta en dermatología estética, tenemos que saber dar una mirada profesional y poder traducir lo que un paciente necesita y acercarnos lo más posible, con los medios que tenemos a nuestro alcance,  a las proporciones que la naturaleza ha elegido como proporciones que reflejan belleza sin dejar de entender cuales son las motivaciones que la traen a la consulta para poder ayudar a la persona en su conjunto.
Cada persona es diferente y necesita un tratamiento personalizado. Un estudio minucioso de su piel, de sus proporciones, de sus motivaciones nos ayuda a decidir con una “caja de herramientas adecuada”(botox, rellenos, luz pulsada, etc. o simplemente tratamientos en gabinete) que opciones tenemos para ofrecerle para acercarnos a sus objetivos.  

Bibliografia:
In your face. The new science of human attraction de David Perett. The Palgrave Macmillan.





Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.