La sequedad es una parte inevitable del envejecimiento de la piel, hay estudios clínicos que muestran que el nivel del NMF (factor de humectación de la piel) desciende con la edad dando como resultado una piel seca, escamosa, opaca y más sensible.

La hidratación adecuada es esencial para mantener la función de barrera cutánea.
Así como el cuerpo no puede vivir sin agua, la piel no puede funcionar de manera eficiente sin la correcta hidratación. Las reacciones enzimáticas que hacen que se activen los mecanismos de reparación celular, generación de tejido y de eliminación de toxinas, requieren agua.

Todo buen tratamiento antiage debe contener retinoides y éstos producen disminución de la producción sebácea con la consiguiente deshidratación e irritación de la piel por lo cual la buena hidratación es esencial para poder llevar a cabo estos tratamientos.

Guiar al paciente hacia el uso del producto correcto es un desafío ya que la variedad en el mercado es enorme.

Los primeros humectantes contenían una mezcla de componentes oclusivos (sellan el agua que está dentro de la piel e impiden que se deshidrate) y emolientes o humectantes (atraen agua del ambiente y la retienen en el estrato córneo). Por ejemplo el escualeno o la vaselina sellan la piel y actúan como oclusivos, mientras que el acido hialurónico, que es un humectante , absorbe humedad durante el día y la noche y retiene 1000 veces su peso en agua para entregar humedad a la piel.

Los productos actuales no solo contienen componentes que ocluyen, atraen y retienen agua sino que también tienen ingredientes que ayudan a sintetizar lípidos de la piel, esenciales para mantener un funcionamiento de la barrera cutánea.

Cuando recomendamos un producto a un paciente es necesario que tengamos en cuenta la calidad y la combinación de ingredientes.

Cuando hablamos de Hidratar no hay un “Talle único”. Hasta los jóvenes con acne necesitan hidratar la piel pero el tipo de hidratante se basará en emolientes y en una persona mayor el ingrediente principal tendrá una función más oclusiva. Las condiciones climáticas también afectan la hidratación de la piel, así como algunos procedimientos dermatológicos como el láser o los peelings que pueden producir irritación o deshidratación y además y no menos importante son la textura y el olor del producto que pueden condicionar la adherencia a los tratamientos.

Pero no solo de hidratar se trata, la piel envejecida requiere sustancias que estimulen la formación de colágeno, aclaren manchas e hidraten la piel ya que cada uno de los síntomas del envejecimiento deben ser encarados.

Cremas adecuadas para hidratar y estimular la formación de colágeno, luz pulsada intensa (IPL) para aclarar manchas y mejorar la textura de la piel, skinbooster (Acido hialurónico) para absorber y retener agua , sesiones y mascaras hidratantes son algunos de los tratamientos que ayudan a mejorar la piel y devolverle su funcionalidad y su brillo. Consultá a nuestros profesionales para poder determinar que necesitas ya que no hay “Talle Único” cuando hablamos de nuestra piel.

 

Bibliografia:
Linda Lewis. MedEsthetics 2016 nov-dic, Quenching the thirst
Baumann Dr, Cosmeceuticas and cosmetic ingredients, Mc Graw Hill




Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.