Muchas veces la combinación de tratamientos con bótox y rellenos de ácido hialurónico resulta necesaria para mejorar el aspecto del rostro, quitarle la sensación de cansancio y otorgarle una apariencia rejuvenecida.

El bótox relaja la musculatura que marca mucho los gestos y que es una de las responsables de generar surcos en la frente, el entrecejo y alrededor de los ojos.

Por su parte, el relleno nos permite reponer volumen en aquellas zonas donde los panículos de grasa se han reabsorbido con el tiempo y han dejado a nuestra piel sin el sostén necesario y, por lo tanto, con una apariencia de flacidez y cansancio.

A los dermatólogos, la observación del rostro en estado de reposo y en movimiento nos da la pauta de cómo debemos proceder en cada caso.

En general, a las personas más jóvenes la aplicación de bótox les mejora la apariencia y les previene los surcos en edades más avanzadas. Pero, a medida que pasan los años, la combinación de ambos productos se hace necesaria para rejuvenecer el rostro y alcanzar un aspecto natural.



Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.