1. No llevés las uñas pintadas

Los dermatólogos muchas veces miramos las uñas en búsqueda de signos sutiles que se asocian a distintas enfermedades o rashes en la piel. Por ejemplo, un pequeño puntillado en las uñas puede acompañar a una psoriasis o a una alopecia areata, hemorragias puntiformes pueden ayudarnos a diagnosticar alguna enfermedad autoinmune.

2. No dejés de colocarte los productos que utilizás a diario en el cuidado de tu piel

Es mejor para nosotros saber cómo está tu piel con los productos que utilizás o, si han sido indicados, es bueno ver el efecto que están produciendo. La única excepción es si tenés un rash nuevo; no te coloqués cremas con corticoides que puedan alterar la evaluación médica.

3. No dejés tu medicación en casa

Muchas veces, es necesario saber qué estás utilizando en tu piel. Traé a la consulta las cremas que utilizás o fotos de las mismas para poder tomar nota y saber si podés seguir utilizándolas o hay que hacer algún cambio.

4. No te preocupés si te solicitan que te desvistas

El examen corporal en la primera consulta debe ser completo, no te asustés si te solicitamos que te quites la ropa y te quedes en ropa interior ya que puede ser posible que tengas lesiones en piel o lunares que no hayas registrado y sean importantes de evaluar.

5. No te disculpés si no te depilaste

Muchas mujeres, en el momento de la consulta, de disculpan por no haberse depilado. Tu dermatóloga/o no se preocupará por eso, y además le interesará ver que el crecimiento del vello sea normal.



Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.