Las medusas cuentan con un líquido en sus tentáculos destinado a provocar irritación en las presas que atacan, actuando como un sistema de caza y/o defensa contra posibles depredadores. Por lo tanto las medusas no pican, sino que irritan la piel cuando los tentáculos nos rozan. Si entraste en contacto con un “agua viva”, te damos estos consejos:

1.   Lavar la zona afectada con agua de mar. Nunca limpies la herida con agua mineral o dulce, pues esta aumentará el ardor, empeorando las molestias. No la frotes ya que vas a esparcir la sustancia irritante.

2.   Hay que retirar los tentáculos que hayan quedado adheridos, hacelo con guantes o con una tarjeta para evitar que las manos entren en contacto con la sustancia irritante.

3.   Para aliviar los síntomas colocar hielo durante unos minutos para disminuir los síntomas y la inflamación.

4.   Una vez limpia y seca colocar una crema con corticoide para desinflamar.

5.   Tapar la herida y mantenerla alejada del sol por  2 o 3 días.



Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.