Arrugas, manchas solares, dilatación de poros e irregularidades en la coloración de la piel son algunas de las marcas que los años, el sol, el estrés, los trastornos hormonales o el cigarrillo, entre otros, dejan sobre nuestro rostro.

Con el tratamiento de rejuvenecimiento con luz pulsada intensa (IPL, del inglés intense pulsed light) podemos mejorar la calidad de la piel al tiempo que borramos o atenuamos las manchas y eliminamos los capilares dilatados.

La acción de la luz pulsada estimula la formación de colágeno que, a su vez, brinda un rejuvenecimiento global al rostro. Para conseguir un resultado más uniforme y un aspecto más fresco y juvenil podemos extender la aplicación de IPL al cuello, las manos y el escote.

Los resultados se perciben de manera progresiva aunque las mejoras ya son evidentes en la primera sesión. El tratamiento requiere de 2 a 3 sesiones con una separación mínima de tres semanas. Puede combinarse con otros tratamientos no invasivos para eliminar arrugas de expresión como rellenos faciales o bótox.



Turnos y consultas

Llamanos al 4871-5483 o escribinos a info@bessonepiel.com.ar.

ESTAMOS EN NORDELTA: Pasaje de la Ciencia 75, 5º piso, oficina 55.